El cannabis medicinal en los trastornos de ansiedad

Los trastornos de ansiedad afectan a más de 40 millones de personas y abarcan un amplio espectro de presentaciones clínicas.


La sensación de “ansiedad” es algo que casi todos han experimentado alguna vez en su vida, sin embargo, los trastornos de ansiedad crónica son procesos de recurrente estrés fisiológico que si no se atienden a tiempo, pueden tener graves consecuencias a largo plazo.



¿Por qué? A largo plazo, la ansiedad ha sido relacionada a mayor riesgo de enfermedad cardiovascular (hipertensión arterial, insuficiencia cardíaca, enfermedad coronaria), pérdida de la memoria, y trastornos intestinales. Otros efectos incluyen la disminución del líbido, migrañas constantes, problemas respiratorios, fatiga y mayor incidencia de condiciones crónicas.


Ahora bien, el cannabis medicinal ha demostrado ser útil en muchas condiciones como epilepsia, cáncer y dolor crónico. Asimismo, uno de sus usos dentro del ejercicio médico es el psiquiátrico, ya que la evidencia científica ha demostrado las propiedades terapéuticas del cannabis en diferentes condiciones que afectan la salud mental.


Uno de los compuestos más estudiado del cannabis es el cannabidiol (CBD) que ha demostrado su eficacia en el manejo de la ansiedad. Este cannabinoide es capaz de interactuar con más de 60 blancos farmacológicos, entre ellos se encuentran los receptores de serotonina A1 (5-HT1A) implicados en la génesis de la ansiedad. Esta interacción del CBD ha demostrado reducir la ansiedad y los comportamientos compulsivos en modelos animales.


Sin embargo, el efecto ansiolítico del cannabis no se limita al CBD. Los resultados de varias investigaciones señalan que cannabinoides como el cannabigerol (CBG) y cannabicromeno (CBC) y el terpeno, limoneno, pueden contribuir a disminuir la ansiedad.


El CBG y el CBC actúan inhibiendo la recaptura de anandamida, y de esta forma la anandamida puede ejercer sus efectos sobre receptores CB1 y producir efectos ansiolíticos.


Por otro lado, el limoneno es capaz de modular la ansiedad, el estrés y trastornos emocionales a través del receptor de adenosina A2A que regula a su vez las vías dopaminérgicas y gabaérgicas en el sistema nervioso, y aumenta la concentración de serotonina (conocida como la hormona de la felicidad).


¿Cómo usar el cannabis para la ansiedad? Siempre y cuando sea 100% bajo la recomendación y autorización de un profesional, el cannabinoide más estudiado y con menos efectos adversos, que es el CBD, puede ser usado en aceites, comestibles o vaporizadores.


De esta manera, el uso controlado y responsable del cannabis medicinal puede ayudar a tratar la ansiedad y disminuir el riesgo de desarrollar otras patologías derivadas de esta condición.


Para más información sobre el cannabis y sus usos medicinales, visita nuestra página web y descubre nuestras ofertas educativas. www.pharmacologyuniversity.com/continuous-courses


Diplomado Fitoterapia con Cannabis: www.pharmacologyuniversity.com/fitoterapia

40 views0 comments

Recent Posts

See All