El cannabis medicinal: la nueva promesa para el tratamiento de la migraña

La migraña es una de las enfermedades más comunes en el mundo. Alrededor de 1 billón de personas sufren de migraña, y lo más importante, muchas de estas no encuentran alivio en el tratamiento convencional.


La migraña es una de las principales causas de incapacidad a nivel mundial, se caracteriza por dolor de cabeza (cefalea) de moderada a fuerte intensidad, que tiene un componente genético hereditario y que afecta a ambos sexos, aunque tiene mayor prevalencia en mujeres menores de 40 años.



Las personas que sufren de migraña presentan episodios de dolor a repetición, que son prolongados y que no les permiten continuar con sus actividades de rutina, provocando así un bajo rendimiento. También pueden presentar náuseas, vómitos, síntomas visuales, trastornos del sueño, depresión y ansiedad.


Los tratamientos comúnmente usados para tratar las migrañas (como antiinflamatorios no esteroideos, triptanes, betabloqueantes y opioides) pueden ayudar a parte de la población, pero no han logrado éxito en un amplio porcentaje de los pacientes.


Adicionalmente, muchos de estos tratamientos tienen en común una opción alternativa: el cannabis, y recientes estudios demuestran que la flor de cannabis es un candidato para el tratamiento de las migrañas.


En el 2016, un estudio realizado en clínicas de Colorado evaluó los efectos del cannabis medicinal para tratar la migraña en 121 pacientes. Los resultados revelaron que el uso de la planta disminuyó la frecuencia mensual de migrañas, de 10.4 a 4.6 dolores migrañosos al mes.


Otro estudio en 2020 analizó los datos de 699 participantes que usaban cannabis para tratar tanto dolores de cabeza como la migraña, donde 94% reportaron que tuvieron una reducción del dolor.


Los científicos sugieren que el sistema endocannabinoide está relacionado con el desarrollo de las migrañas, por ejemplo, una investigación reveló que los pacientes con migrañas tienen niveles reducidos de anandamida (AEA) en líquido cerebroespinal lo cual puede activar el sistema trigémino vascular y causar fuerte dolor, conocido como neuralgia del trigémino.


Además, la evidencia permite sugerir que el cannabis actúa sobre la migraña de la misma manera que actúa en el dolor crónico y neuropático, a través de los receptores CB1 distribuidos ampliamente en el sistema nervioso central que pueden regular la transmisión del dolor, reducir los niveles plasmáticos de glutamato, e interactuar con receptores de serotonina, ambos componentes involucrados en el desarrollo de la migraña.


Los hallazgos clínicos apoyan que el cannabis puede ser utilizado en el tratamiento de las cefaleas crónicas, la migraña, la cefalea por uso excesivo de medicamentos, y la neuralgia del trigémino asociada a la esclerosis múltiple. La planta y sus derivados pueden ser una opción alternativa para aquellas personas que sufren de migraña y no encuentran alivio en los tratamientos tradicionales, mientras el consumo del cannabis sea responsable, controlado y monitoreado por un profesional de salud.


Para más información sobre los usos terapéuticos del cannabis y sus derivados, consulta nuestras ofertas educativas en www.pharmacologyuniversity.com/continuous-courses


Diplomado Fitoterapia con Cannabis: www.pharmacologyuniversity.com/fitoterapia


6 views0 comments

Recent Posts

See All