El cannabis medicinal y sus efectos antimicrobianos

Actualmente, los efectos antimicrobianos que poseen ciertos tipos de fármacos, como los antibióticos, se han visto afectados por la automedicación y por su administración inadecuada e indiscriminada a nivel mundial. Es por esta razón, que científicos han iniciado la búsqueda de estrategias alternativas que mitiguen la resistencia que poseen diferentes bacterias (resistencia bacteriana).



Muchos investigadores han centrado su atención hacia el efecto sinérgico del uso de extractos de plantas como la Cannabis sativa combinados con antibióticos convencionales.


Los estudios realizados in vitro señalaron que los extractos de cannabis y los cannabinoides purificados son más activos contra las bacterias Gram positivas, incluidos los microorganismos multirresistentes, contra la levadura y algunas bacterias Gram negativas.


Entre los patógenos sobre los cuales los extractos de Cannabis actúan se encuentran las bacterias Gram-positivas de los géneros Enterococcus y Streptococcus, que son agentes causales de infecciones urinarias, endocarditis, bacteriemias, e infecciones respiratorias.


Uno de los extractos, al que denominaron Futura, mostró resultados satisfactorios contra Clostridia (involucrada en infecciones abdominales), y una variedad similar, conocida como Futura 75, mostró actividad antibacteriana contra Staphylococcus aureus (resistente a múltiples fármacos) y cepas de Helicobacter pylori (que es el agente causal de úlceras pépticas).


Adicionalmente, se han estudiado fitocannabinoides puros (CBD, CBC, CBN, CBG, CBGA), que demostraron su poder antimicrobiano ante cepas resistentes de S. aureus, que se presentan como placa dental, y por lo tanto, favorece a la salud dental.


En base a estos resultados, se puede decir que los cannabinoides contribuyen favorablemente con la actividad antimicrobiana de los antibióticos convencionales en su objetivo de erradicar bacterias resistentes y viceversa. De igual manera, algunos antibióticos mantienen y prolongan la actividad antimicrobiana de los cannabinoides.


Por ejemplo, el CBD potenció el efecto de antibióticos como la eritromicina y la rifampicina contra Escherichia coli, y de la bacitracina contra MRSA, Enterococcus faecalis, L. monocytogenes y Staphylococcus epidermidis resistente a la meticilina.


A pesar de que aún queda un largo camino de investigación por recorrer para establecer regímenes de tratamiento antimicrobiano con derivados de cannabis, estos hallazgos son útiles para evidenciar la potencial actividad antibacteriana de los cannabinoides, que en un futuro no muy lejano pudieran ayudar a combatir la pandemia silenciosa de la resistencia bacteriana.


Para más información sobre los usos terapéuticos del cannabis y sus derivados, consulta nuestras ofertas educativas en www.pharmacologyuniversity.com/continuous-courses


41 views0 comments