Uso del cannabis en la lesión cerebral traumática

Las lesiones cerebrales traumáticas son la causa de muerte más frecuente en adultos jóvenes y niños en Estados Unidos, y son una causa importante de muerte e incapacidad a nivel mundial. Estas lesiones tienen graves consecuencias sobre la vida de los afectados, sin embargo, investigaciones recientes señalan que el cannabis puede ser una opción terapéutica para prevenir las consecuencias y complicaciones derivadas.





La lesión cerebral traumática (LCT) interrumpe la función normal del cerebro. Durante la lesión, a través de un mecanismo multifactorial, se altera el metabolismo neuronal, la liberación de neurotransmisores, y disminuye el flujo sanguíneo al parénquima cerebral, esto trae como consecuencia un proceso inflamatorio, con producción de mediadores químicos que inducen daño sobre las neuronas.


Las causas más frecuentes son las caídas, los accidentes automovilísticos, y algunas alteraciones intracraneales como hemorragias.


Las consecuencias y complicaciones de una LCT incluyen:

  1. Convulsiones

  2. Trastornos neuroendocrinos (como diabetes insípida o deficiencia hormonales)

  3. Hidrocefalo postraumático (acumulación de líquido en cavidades cerebrales)

  4. Trastornos psiquiátricos (depresión, ansiedad, paranoia, psicosis)

  5. Malnutrición

  6. Hipercoagulabilidad

  7. Parálisis

  8. Alteraciones del habla

  9. Incapacidad


Entonces…


Para entender cómo el cannabis se puede considerar como una opción en el tratamiento de la LCT, debemos recordar la distribución de los receptores cannabinoides.


Los receptores CB1 acoplados a proteínas G se encuentran en el tejido nervioso en concentraciones elevadas, sobre todo en el lóbulo temporal medial, el estriado y la corteza cingulada. Actúan al ser activados por fitocannabinoides o endocannabinoides, y producen inhibición de la liberación del neurotransmisor GABA, glutamato, y acetilcolina.


Por otro lado, el receptor CB2 está ubicado en células del sistema inmune, con potente relación al efecto antiinflamatorio de la planta.


¿Cómo actúa el cannabis en la lesión cerebral traumática?


Durante:


A través de modelos experimentales de isquemia cerebral, se ha utilizado el cannabidiol (CBD) o sus análogos (agonistas de receptores cannabinoides) para evaluar su efecto sobre el daño tisular. En estos estudios se encontró que el CBD puede producir disminución de las citocinas proinflamatorias, de la activación de la microglía y de la producción de nitrito, además, facilita la acción de la anandamida y de los sistemas antioxidantes. Todo esto aumenta la supervivencia neuronal y disminuye el daño causado por la respuesta inflamatoria.


La evidencia indica que el sistema endocannabinoide puede ejercer actividad neuroprotectora a través de inhibición de la neuroinflamación y liberación de neurotransmisores.


Después:


El uso médico de los cannabinoides pueden modular las condiciones psiquiátricas que sufren muchas personas luego de una LCT, como la ansiedad, la depresión y trastornos de estrés post-traumático.


Asimismo, el cannabis también puede ser útil para tratar el dolor crónico y neuropático presente en aproximadamente 40% de los pacientes que sufren una LCT, y puede ayudar a mejorar los desórdenes de sueño en esta población.


Por otro lado, las investigaciones sobre el cannabis en enfermedades como Alzheimer, esclerosis múltiple y parkinson, demuestran que algunos compuestos de la planta son potencialmente capaces de prevenir la pérdida de memoria, mejorar la actividad motora y promover la neurogénesis. Dichas propiedades también benefician a las personas con secuelas a largo plazo después de una LCT.

21 views0 comments

Recent Posts

See All